El pelotón del Giro, entre la naturaleza./ CC Engie Italia Flickr

Apuntes del Giro d’Italia 2016

Enamorarse

Fernando Alcalá-Zamora

Me gustaría saber qué habría sentido yo al ver rodar a los ciclistas por las faldas de los Alpes de no gustarme este deporte. Un yo alternativo, no enganchado al ciclismo, que decide poner Teledeporte para coger el sueño tras la comida.

Y de repente encontrarme, de improvisto, con esa explosión de bravura, con esas figuras agónicas, con ese revolotear alegre sobre el sillín de las bicicletas. En primer plano el prado, a lo lejos bosque y allí, en el horizonte, los picos nevados.

Pero sin entender qué es todo eso, tan sólo intuyéndolo. Es la sonrisa escondida en la comisura de los labios y es el brote fortuito de complicidad compartida. Ahí, al fondo, debe haber algo.

Entonces la curiosidad te atrapa: ¿son humanos? Y se disipa el sopor, brotan los interrogantes, vuelve la electricidad. ¡Me lo estaba perdiendo!

¿Era esto el ciclismo? ¿Esto era enamorarse?

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store