Theresa May, durante su discurso del martes./ CC Number10gov Flickr

Theresa May quiere convertir al Reino Unido en un ‘Global Britain’. Pero, según parece, para ello necesita cortar toda relación con un continente entero. Quiere conseguir «el mayor acceso posible» al mercado único, y ¡qué mejor forma de lograr tan magno objetivo que abandonándolo!

El gobierno británico no quiere que los europeos se entrometan en sus asuntos, pero su sistema sanitario quebraría -aún más- sin los miles de trabajadores europeos que lo sostienen.

El Reino Unido quiere seguir aprovechándose de los beneficios en materia de seguridad y defensa logrados gracias a la cooperación entre los Estados miembros de la UE. Pero no quiere pagar ni un céntimo para mantener nada de eso.

Theresa May apuesta por chantajear al continente si no se aceptan sus condiciones (¡Construiremos un paraíso fiscal en vuestra frontera!). Pero confía en que Europa negocie de forma amistosa.

El gobierno británico afirma querer convertir a su país en una entidad «justa», «libre», «independiente» y «abierta». Pero primero necesita abandonar la quisquillosa Unión Europea, porque están hartos de su justicia, libertad e independencia.

El Reino Unido quiere llevar por bandera el calificativo de ‘global’, aunque en realidad su actuación sólo puede definirse como infantil. Childish Britain.

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.