Vencer y ser vencido, una frontera fugaz./ Foto: Le Tour de France

La frontera

Tour de Francia 2017 | Etapa 3: Verviers - Longwy

La frontera que marca la línea de meta en las jornadas con final al sprint suele generar imágenes fantásticas. Sucede en apenas segundos, entre el fin de la agonía y el comienzo de la celebración. Nunca antes y nunca después.

El vencedor crece, se encarama a lo alto de su bicicleta y, finalmente, alza la mirada. El gesto triunfal llegará luego, primero sólo existe la mueca. El amago de satisfacción y la bocanada de aire. Ganar la etapa no es sino dejar de sufrir antes que nadie.

El resto, durante esos dos segundos, son atrezo de lujo en perfecto contraste. Los hombros se desinflan y los brazos pierden su tirantez hasta que, en última instancia, la cabeza firma su rendición y cae sobre el manillar.

El ganador, aun llamándose Peter Sagan, necesita de rivales para narrar su historia. El genio eslovaco debería agradecer a Michael Matthews, Dan Martin y Greg van Avermaet haber estado ahí. Sin ellos, su victoria sería nada. Las facciones de sus rivales explican la grandeza de su hazaña.

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store