Nahikari García, huracán./ Foto: Lokomotive74 Wikimedia Commons CC

Nahikari García (Guipúzcoa, 1997) tiene maneras de futbolista antiguo. Corre, brega, choca y se lanza al suelo sin dudar. Lo hace durante noventa minutos, a menudo alejada de la portería rival, sin escatimar en su esfuerzo.

En cuanto se gira y huele área, su instinto goleador se percibe en todo el campo. Tira desmarques que son cuchillos, asiste y remata. Los goles los marca con la misma sobriedad con la que los celebra: sin estridencias. Llega, desarma a la defensa y se abraza con sus compañeras. Apenas una media sonrisa. Es su trabajo. En eso también recuerda a los tantos en blanco y negro, cuando el delantero difícilmente conseguía articular una celebración más allá de saltar y levantar los brazos.

En Granada, jugando su primera final ante el Atlético de Madrid, la Real Sociedad se agarró a la personalidad de su capitana para resistir primero y aniquilar después. Enfrente se encontró con una pareja de centrales formada por Aïssatou Tounkara y Laia Aleixandri. Traducido: fortaleza física, rapidez e inteligencia.

Lejos de achantarse, la delantera txuri-urdin aceptó el envite, sin más, e inició un trabajo fascinante de erosión física y psicológica. Si en una jugada buscaba la espalda de la zaga, en la siguiente sorprendía disputando sin miramientos el balón por alto ante futbolistas superiores en esa faceta.

Sobre su zona de acción, el Atlético se enfrentó a un huracán. Y como tal, tras su paso volvió la calma. Su compendio de recursos, apenas el murmullo del viento a lo lejos. Así, sin hacer ruido, Nahikari García cedió el brazalete de capitana a Sandra Ramajo -la retirada soñada-, y esperó como una más a que su compañera levantase la Copa de la Reina.

Su sigilo sobre el césped, en cualquier caso, acabó retumbando. Y ya nunca, ni en Granada ni en San Sebastián, podrá olvidarse cómo suena a su paso el huracán Nahikari.

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.

Periodista. Fútbol femenino, ciclismo y Copa de Europa en primavera. Editor de Las Islas.